Monday, July 6, 2015

"Mississippi Mermaid": No hay amor sin dolor. Deneuve - Belmondo - Truffaut. Blu-ray Review

Por
Javier Mitchell
Trailer
“Mississippi Mermaid” comienza en una isla llamada “Reunión”, una en el océano Índico, una especie de paraíso terrenal. Dueño de una plantación de tabaco en este lugar de ultramar, Louis (Jean-Paul Belmondo) desea casarse. Haciendo uso de una forma habitual de “contactos” en la era previa a internet y las redes sociales, pone un anuncio en un diario parisino: desea establecer relación con una mujer con vistas al matrimonio. Comienza así correspondencia epistolar con la señorita Julie Roussel (Catherine Deneuve). Intercambian información y sentimientos, además de algunos objetos y fotos de cada uno de ellos. Finalmente llegan al matrimonio, con un primer encuentro en la isla que traerá algunas sorpresas: la mujer que desembarca en la isla se parece más a un ángel que a la muchacha de la foto enviada. Lo que Louis no sabe todavía es que ella es en realidad una especie de ángel caído que provocará su propia destrucción y descenso a los infiernos. La mujer, Julie Russel es en realidad Marion Vergano, una impostora que termina huyendo con la mayor parte de su fortuna. Dispuesto a vengarse, el hombre la persigue con la intención de matarla, pero cuando la encuentra se da cuenta de que la ama perdidamente. Pero por otro lado, ella demostrará no tener el más mínimo escrúpulo.

Twilight Time lanza y distribuye en el mercado americano la edición limitada (sólo 3.000 copias) de “Mississippi Mermaid”, film del año 1969 dirigido por el gran François Truffaut . En este film tenemos por un lado la figura de un hombre que aún teniéndolo todo en su vida, debe recurrir a relaciones epistolares para conseguir casarse, y a la hora de amar es un auténtico idiota. Sin embargo, cuando llega el momento de la verdad, no le importa en lo más mínimo ser envenenado paulatinamente por la mujer de la que está enamorado. Dicho personaje está interpretado por un correcto Jean-Paul Belmondo, por aquellos años toda una estrella en el cine francés. El director lo une a la bellísima Catherine Deneuve, que por aquel entonces estaba en la cúspide de su belleza y también de su frialdad. Truffaut consigue lo imposible: hacer creíble a esta pareja totalmente increíble.

Pero Truffaut la tiene muy clara: no hay amor sin dolor. Un dolor penetrante que consume por dentro, con la única esperanza de que en la superficie sólo quedará el amor, más que suficiente para sobrevivir a cualquier tipo de penuria. En el film, después de la presentación de los personajes todo va cuesta abajo, un descenso hacia el mismísimo infierno a cambio del único y presumible verdadero amor. Al final, solos, sin nada como posesión, sólo ellos mismos, caminan bajo la nieve hacia un futuro incierto que paradójicamente está representado con el color blanco, el de la pureza. Atrás quedan las riquezas, un asesinato y demás desgracias. Casi podríamos decir que es una historia de amor al revés.

“Mississippi Mermaid” es un film sustancialmente hithcockiano. La trama está construida en forma de thriller, combinada con una relación romántica: la mise en scène de las secuencias y el estilo de actuación de los personajes (el protagonista principal asumiendo directa y personalmente los hechos); la misma elección de la actriz (Catherine Deneuve) tiene los elementos básicos reconocibles de la rubia heroína hitchcockiana, etc..

Pero a través de la excusa del amor, Truffaut elabora una película que trata en realidad sobre la manipulación humana. El amor no es nada más que un medio para conseguir propósitos. Y Julie se aprovecha de ello. Toda la película no es más que una muestra tras otra del poder que puede ejercer una persona sobre otra manipulándola a su antojo, desde el punto de vista económico (Louis le da firma en sus dos cuentas), físico (Julie no siempre está dispuesta a acostarse con su marido y muchas veces le rechaza) y moral (Louis acabará matando por ella aunque no se lo pida). Incluso la propia Julie tampoco podrá escapar de la manipulación que ejerce sobre ella su marido, ya que al final (spoiler!!!) cuando lo envenena, ella siente remordimientos al comprobar que él es consciente de su situación y se deja matar poco a poco por amor, siendo ella la que lo cuidará a partir de entonces.

“Mississippi Mermaid” no es perfecta y tiene algunas deficiencias así como inconsistencias. Algunas de ellas son de carácter técnico: tomas y encuadres defectuosos; secuencias mal construídas y peor resueltas (especialmente, la muerte del detective privado). Pero nada es demasiado serio como para que comprometa el resultado final. Truffaut encontró, en gran medida, remedio a tales defectos cuando sustituyó a su primer director de fotografía, Denys Clerval, por Néstor Almendros, con quien realizó algunos de sus mejores films.

La película tuvo una mala remake en el 2001, “Original Sin”, dirigido por Michael Cristofer y protagonizado por Antonio Banderas y Angelina Jolie, basado en la misma novela de Cornell Woolrich. Esta remake se quedó tan sólo con el costado pasional, obviando toda la carga psicológica y autodestructiva de la visión más fatalista que le imprimió Truffaut. De todas maneras no debemos olvidar las imposiciones de los estudios de Hollywood simplifican sistemáticamente cualquier intento de profundizar en un tema que daba mucho más.

Pocos directores supieron hablar tan certeramente como François Truffaut sobre ese sentimiento tan complicado: el amor. El director también realizó a lo largo de su obra un exhaustivo estudio sobre el universo de la mujer. Louis y Julie están condenados a amarse a pesar que en algún momento de la película él la siga para matarla, y ella lo envenenará poco a poco. Todos los esfuerzos son inútiles: ambos viven en un círculo propio en el que solamente tienen cabida ellos dos y les guste o no, ese es su destino. “Mississippi Mermaid” es una película que, aún imperfecta, sigue fascinando. Como ese paisaje nevado de la frontera francesa con Suiza donde dejamos a los protagonistas. Allí sus sentimientos son fríos porque ellos dos son fríos y la nieve no es más que la extrapolación de sus corazones, o de lo que el amor ha hecho con ellos. Aunque quizás, en lugar de amor haya que hablar, en este caso, de deseo.

CALIDAD DE VIDEO:




  • Resolución de Video:  1080p / 60
  • Codificación de Video: AVC / MPEG-4
  • Aspect Ratio: 2.35:1
  • Zona: 0 (Todas)

La calidad de transferencia de imagen en la presente edición en blu-ray de Twilight Time es muy buena, aunque se notan por momentos algunas decoloraciones o irregularidades propias de un master que no es perfecto. La iluminación es precisa y permite captar los colores estupendamente. Si bien mantiene los granos del celuloide original la calidad de detalles es absoluta y pristina permitiendo disfrutar la estética del film plenamente. Buen balance de negros.

CALIDAD DE AUDIO:




  • Codificación de Audio: English DTS-HD Master Audio Mono
  • Idioma: Francés
  • Subtítulos: Inglés

La transferencia de audio es cuidada y se escucha muy bien a través del canal DTS-HD Master Audio Mono. Los diálogos son claros y la partitura compuesta por Antoine Duhamel se disfruta y no compite con los diálogos. Duhamel (recientemente desaparecido, el 11 de septiembre del 2014) fue un celebrado compositor francés nominado cuatro veces al premio Cesar de Francia y ganador del Oso de Plata en Berlin en el 2002 por el film “Laissez-passer”. Es el autor de bandas de sonido de films como “Pierrot le Fou” (1965), “Ridicule” (1996), “Belle Epoque” (1992 y “The Fighter” (2010), entre muchos otros. Es nuevamente un gran acierto por parte de Twilight Time incluirla en un track separado dentro de los extras de esta edición en blu-ray.

EXTRAS:




  • Comentario de audio a cargo de los excelentes historiadores cinematográficos Nick Redman y Julie Kirgo
  • Banda Sonora del Film, compuesta por Antoine Duhamel, en track separado, presentada en DTS-HD Master Audio 2.0 estéreo.
  • Trailer de la película ((1:35, SD)
  • MGM 90th Anniversary Trailer (2:06, HD)
  • Booklet de seis páginas con fotos, póster original y notas sobre el film, escritas por Julie Kirgo





CALIFICACION: BUENO  +  


Puedes adquirir este blu-ray en www.twilighttimemovies.com


  • Título: “Mississippi Mermaid” (1969, Limited Edition)
  • Género: Drama
  • Duración:  125 minutos
  • Distribuidor: Twilight Time
  • Blu-ray SRP: $29.95
  • Fecha de Lanzamiento: Junio 9, 2015








Wednesday, July 1, 2015

"Macbeth": la ópera de Verdi con el toque del maestro italiano del terror, Darío Argento. Blu-ray Review

Por
Javier Mitchell
Trailer
De su ópera Macbeth, Verdi escribió: “He aquí este Macbeth, el cual amo más que a todas mis otras óperas”. Escrita después del éxito de "Atila" en 1846, para aquel entonces el compositor estaba bien establecido, pero fue anterior a sus grandes éxitos de 1850 a 1853, “Rigoletto”, “Il Trovattore” y “La Traviata”, que impulsaron a Verdi a una fama universal. Como fuente, las obras de Shakespeare inspiraron a Verdi durante toda su vida: algunas, como “King Lear”, nunca las llegó a realizar, pero escribió sus dos últimas óperas usando “Otello” como base para “Otello” (1887) y “Las Alegres Comadres de Windsor” para “Falstaff” (1893).
Clip Acto I
Naxos USA lanzó al mercado americano la edición en formato blu-ray de “Macbeth”, producción del Teatro Carlo Coccia de Nevara, Italia, filmada durante los días 4 al 6 de Octubre del 2013. Esta puesta tiene la particularidad de ser la primera puesta en escena del celebrado director de cine de terror de culto italiano Dario Argento. El maestro Giuseppe Sabbatini conduce a la Orchestra Filarmónica del Piemonte y Mauro Rolfi dirige al coro Schola Cantorum San Gregorio Magno. El elenco está encabezado por Giuseppe Altomare en el rol de Macbeth, Giorgio Giuseppini es Banco, Dimitra Theodossiou es Lady Macbeth, Dario Di Vietri es Macduff, Ernesto Petti como Malcolm y Radu Pintillie es el Doctor. El diseño de set e iluminación pertenece a Angelo Linzalata y Elena Bianchini diseñó el vestuario.
Clip Acto II
Del maestro del suspense y horror sólo se podía esperar una dirección en consonancia con sus films y desde ese punto de vista, este Macbeth no defrauda las expectativas, con sus sangrientas escenas que están, en todo caso , en consonancia con el carácter oscuro y brutal de la tragedia de Shakespeare. Pero aparte de todo eso , la dirección de Dario Argento revela cualidades extraordinariamente teatrales, mejoradas considerablemente por la conducción del maestro Giuseppe Sabbatini que desde el podio, conduce a la orquesta que ejecuta a la perfección la partitura de Verdi creando los climas y atmósferas que convienen al desarrollo del drama shakespeariano.
Clip del Acto III
“Macbeth”, de Shakespeare, parece ser una buena opción para el llamado “maestro italiano del terror”, que ofrece una puesta en escena básicamente tradicional, salpicada de efectos especiales sangrientos. La acción es transpolada a principios del siglo XX, más concretamente durante y apenas después de la Primera Guerra Mundial, y tiene momentos realmente logrados y otros no tanto; los primeros incluyen las incursiones de las brujas (tres, como en Shakespeare) mujeres jóvenes completamente desnudas (algo que es una constante en el director), criaturas salvajes con el pelo despeinado, haciendo una obvia referencia a una de sus últimas películas, “Madre de las Lágrimas” (“Mother of Tears”). Ellas silban pero no cantan, esto es una tarea reservada para el coro femenino vestido como esposas de los agricultores. Otras alusiones a sus películas son los ahorcados, que se asemejan a la muñeca que asusta a Amanda Righetti en “Deep Red”. Especialmente brutal es la escena de la de la muerte del protagonista. No es tan feliz, por ejemplo, la escena donde Macbeth, justo antes de ser asesinado (cuando la música de la orquesta debe describir la batalla), se pasea por el escenario señalando grandes círculos blancos proyectados en el fondo, que supuestamente representan de los disparos de las armas. Recapitulando, esta producción de “Macbeth”, si bien no es totalmente original, tiene el toque propio del gran Dario Argento, está interpretada con profesionalismo por cantantes con voces excelentes y logra atrapar la atención del público durante sus 158 minutos de duración.
Clip Aria Acto IV

CALIDAD DE VIDEO:





  • Resolución de Video: 1080i/60
  • Codificación de Video: AVC/MPEG-4
  • Aspect Ratio: 1.78:1
  • Región: Todas

CALIDAD DE AUDIO:




  • Codificación de Audio: Dolby Digital 5.0 & PCM Stereo
  • Idioma: Italiano
  • Subtítulos: Italiano, Inglés, Alemán Francés & Japonés

EXTRAS:




  • Entrevista con el director Darío Argento
  • Booklet en Italiano & Inglés


CALIFICACION: BUENO  

Puedes adquirir este blu-ray en www.naxosusa.com

  • Título: “Verdi: Macbeth” (2013)
  • Género: Opera
  • Duración: 158 minutos
  • Estudio: Dynamic
  • Distribuidor: Naxos USA
  • Blu-ray SRP: $42.99
  • Fecha de Lanzamiento: Mayo 05, 2015





Tuesday, June 30, 2015

Jean Michel Basquiat: "Downtown 81". El clásico film independiente neoyorquino cumple 30 años con nueva remasterización digital y DVD de colección.

Por
Javier Mitchell
Trailer
Un artista (Jean Michel Basquiat) se despierta en un hospital en el momento en que es dado de alta. Al regresar a su apartamento el dueño del mismo no le permite entrar hasta que no le pague el alquiler atrasado. Logra que le deje sacar una de sus pinturas y parte por la ciudad de New York en una travesía de 24 hs tratando de venderla y obtener el dinero necesario para recuperar su apartamento. En este recorrido se encontrará con una ecléctica fauna urbana que aportará lo propio en esta búsqueda de dinero fresco a cambio de arte.

“Downtown 81” es un film que estuvo olvidado por mucho tiempo y que se rescató veinte años después de su realización para restaurarla. Una especie de fábula semidocumental sobre la vida de uno de los artistas visuales más influyentes en el arte contemporáneo: Jean Michel Basquiat aka Samo. Este mes, este clásico del cine independiente neoyorkino cumple 30 años, y por tal motivo Music Box Films lo celebra lanzando al mercado americano la versión restaurada y remasterizada digitalmente de “Downtown 81”, en una edición de colección y con gran cantidad de material extra.

Aunque sólo vivió 28 años, Jean Michel Basquiat (1960-1988) pintó y dibujó cientos de cuadros y dejó una gran cantidad de graffitis en las calles de New York. El documental es un homenaje a esa New York de los ‘80s que vivía momentos de efervescente creatividad artística. En el film vemos a Basquiat recorrer las calle, hacer grafittis y pintar mientras escuchamos una excepcional banda sonora con música propia del momento que va desde los Kid Creole and the Coconuts, DNA, Suicide y la “new wave” de los japoneses The Plastics.

Dirigida por Edo Bertoglio y producida por por Maripol, el film fue rebautizado “Downtown 81” en el año 2000, nombre dado por el crítico de la revista “Interview” (de Andy Warhol) Glenn O'Brien, quien fue uno de los primeros que promocionó en su programa avant-garde “TV Party” a un Basquiat aún semi-desconocido que se refugiaba tras el pseudónimo "SAMO" (con el que firmaba los poéticos graffitis que inundaban el Lower East Side de Manhattan a finales de los ‘70s).

Cuando Basquiat rompe con Al Díaz (el artista con quien realizaba graffitis por la ciudad) abandona este tipo de manifestación artística. A partir de ese momento por todas partes de la ciudad aparece el graffiti “SAMO is dead” (SAMO ha muerto). De aquellos graffitis apenas quedan fotografías, Basquiat los reprodujo después (1980) para esta película “Downtown 81”. A partir de este momento Basquiat cambia los muros por lienzos. La producción de Basquiat hasta su muerte en 1988 es frenética. Realiza exposiciones en Los Angeles, New York, Módena, Roterdam, Tokio, Edimburgo, Londres, Costa de Marfil, Hannover, París y Düsseldof. En nueve años pinta más de 1000 cuadros y más de 2000 dibujos. Sólo en el año 82 es capaz de realizar más de 300 cuadros. Pero toda esta actividad febril tiene que ver con el ambiente del mercado del arte imperante que lo rodea. El arte de Basquiat, su obra y su desarrollo es paradigmático del arte de la década de los ‘80s. El arte alcanza precios inimaginables. Las leyes que lo rigen son puramente económicas.

Se pone de moda comprar obras de arte. El arte se convierte en objeto de inversión similar a las acciones. Comprar obras de artistas vivos resulta más barato y se revalorizan pronto. Se establecen incluso listas de espera, los artistas empiezan a producir según las leyes de la oferta y la demanda. Aparece un nuevo tipo de galerista. Su función ya no es hacer negocios en la sombra y apoyar corrientes artísticas. El galerista se convierte en la estrella que marca a través de su política de precios la dirección de la historia del arte contemporáneo. Y esto ha continuado hasta nuestros días. La galerista Mary Boone, representante durante dos años de Basquiat, recibeen ese momento amplia cobertura de los medios de comunicación sobre su galería y su persona. Es la primera que establece las listas de espera.

Basquiat nunca tuvo el control de la comercialización de su arte. La galeria no sólo vendió su obra, sino también la persona de Basquiat, que alcanzó una fama superlativa y alcanzando precios de estrella internacional de la pintura. El 12 de agosto de 1988, a los 28 años, muere en su apartamento de Nueva York de una sobredosis de cocktail de drogas.

“Downtown 81” es una especie de fábula urbana del mundillo del arte plástico. Pero es a su vez un gran fresco de la ciudad de New York en los años ‘80s y su costado “underground”. Es un viaje de ida por sus calles, sus antros, su música, la creatividad y la droga como parte del proceso creativo. Basquiat en el protagónico es (aunque prácticamente se interprete a sí mismo) absolutamente creíble y despierta una complicidad total con el espectador. “Downtown 81” es como un documental ficcionado, una especie de “Alicia en el país de las maravillas” del mundo del arte. Con una música estupenda e interpretaciones en vivo de bandas “under” apoteóticas. “Downtown 81” es un film absolutamente imprescindible para cualquier amante del arte, especialmente aquellos interesados en la pintura y la música contemporánea. Una joyita rescatada de las oscuras bóvedas del olvido ahora al alcance de todos via VOD (Video On Demand) gracias a nuestros amigos de Music Box Films. Además, la presente edición viene cargada de extras:
  • Comentario de audio a cargo de los productores Maripol y Glenn O’Brien
  • Nuevas entrevistas con Fab Five Freddy, Maripol y Glenn O’Brien.
  • Material de archivo y episodio de “Glenn O’Brien’s TV Party" de 1980.
  • Nueva Galería de Fotos
  • Booklet de colección de 32 páginas







CALIFICACION:  BUENO +  



  • Título: “Downtown 81”
  • Género: Documental ficcionado
  • Duración: 72 minutos
  • Distribuidor: Music Box Films
  • Fecha de Lanzamiento: 30 de Julio, 2015